EsNoticiaWeb, música, arte, gastronomía, redes sociales, salud, libros, y software gratuito.

Hablemos de emociones, las rupturas


Hablemos de emociones, las rupturas. Todos hemos vivido alguna ruptura en nuestras vidas, bien sentimental, profesional o familiar. Y es que cuando se interrumpe el desarrollo de una relación o el cese de una actividad estamos poniendo un final.


¿Cómo trabajan nuestras emociones?

Son tres las funciones de las emociones: adaptativa, sociales y motivacionales.
  • La adaptativa proveen al organismo para que efectúe eficazmente la conducta exigida por las condiciones ambientales, movilizando la energía necesaria para ello, así como dirigiendo la conducta (acercando o alejando) hacia un objetivo determinado.
  • Las sociales facilitan la interacción social, controlan la conducta de los demás, permiten la comunicación de los estados afectivos, o promueven la conducta
    prosocial. Emociones como la felicidad favorecen los vínculos sociales y relaciones
    interpersonales, mientras que la ira pueden generar respuestas de evitación o de
    confrontación.
  • Y la motivacional requiere una relación con la emoción, ya que una emoción puede
    determinar la aparición de la propia conducta motivada, dirigirla hacia un determinado objetivo y hacer que se ejecute con intensidad. Podemos decir que toda conducta motivada produce una reacción emocional y a su vez la emoción facilita la aparición de unas conductas motivadas y no otras.
Ahora bien, todos acabamos sufriendo, positiva o negativamente, las consecuencias de las emociones sobre todo cuando rompemos una relación. El amor, es la emoción más compleja y humana. Engloba tres conceptos: la intimidad, ese sentimiento de cercanía y unión; la pasión, estado de excitación mental y física; y por último, el compromiso, relación de compañerismo con otra persona. Es muy poco probable que en una relación estén presente los tres.

El amor no es una emoción constante, vamos pasando de altas dosis de pasión e intimidad a una relación de compañerismo baja de pasión, y es ahí donde muchas parejas creen que ha llegado el final. Entonces comienza una situación conflictiva sintiendo mil emociones a la vez: tristeza, rabia, incertidumbre, culpabilidad... Los recuerdos con alta carga emocional no los olvidamos rápidamente, cuestan mucho de eliminar. Estos procesos llegan a ser como los de un duelo cuando perdemos a un familiar, porque estás perdiendo a una persona querida de una forma real, la rutina, el presente y el futuro, como bien señala la psicoanalista y escritora Mariela Michelena, autora del libro ''Me cuesta tanto olvidarte''. 

Nuestro ego se basa en el miedo de no ser suficientemente bueno para ser querido y aceptado. Lo más importante es cambiar algo de nuestra vida: comenzar a hacer deporte, cambiar nuestro estilo de ropa, establecer una nueva rutina, recuperar ese hobbie apartado... Es mejor terminar solo, que estar con alguien que nos hace sentir que estamos solos.
Todos podemos levantarnos, caminar con nuestros propios pies, y sanar las heridas sufridas.

¿Sabías que...? La emoción es el resultado de múltiples mecanismos cerebrales y debemos tener en cuenta las tres dimensiones con las que respondemos: cognitiva, fisiológica y conductualmente.  Cada dimensión tiene una importancia según la emoción que estemos sintiendo, según la persona y la situación en la que se dé.

Compartir:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre mi

BITCOIN - DONATIVOS INTELIGENTES

Realiza una donación, nos ayudaras a mantener nuestra web y así poder seguir informandote.
NOTA: Si tienes alguna duda puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de responderte.

1AC9WAU1QwmTch3WPpqoKFjfmTrNhSNL5S

Entrada destacada

Radio Pleyades, un podcast diferente

Radio Pléyades, un podcast diferente, con gancho, realizado con el corazón, sentimiento y sobre todo con mucha ilusión, donde tú opinión cu...

Música ambiente y relajante gratis

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Entradas más populares

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Blog Archive

Archivo del blog